Misión

Revisar y fiscalizar las Cuentas Públicas del Estado, Municipios, Organismos Descentralizados, así como Organismos Autónomos, sobre el origen y aplicación de los recursos públicos, apegado al marco jurídico, normativa aplicable y a los criterios de eficiencia, eficacia y honradez; fomentando la cultura de la Transparencia y Rendición de Cuentas, fortaleciendo con ello la confianza de la ciudadanía en las instituciones.

Visión

Ser una Auditoría Superior del Estado posicionada como una institución confiable e imparcial, técnicamente sólida, sujeta a un proceso de mejora continua, que garantice a la sociedad en general, que los recursos públicos son recaudados, administrados y aplicados de acuerdo a la normativa vigente.


Valores

Apego a la legalidad.

La ASEN deberá ejercer sus atribuciones en el marco constitucional y de las normas que lo rigen, asi como con apego a las reglas y a criterios propios de la fiscalización.

Ética.

Implica considerar los valores individuales de lealtad, honradez, imparcialidad, profesionalismo y otros que representan toda una garantía para lograr la transparencia en el ejercicio de la fiscalización.

Actitud proactiva.

La Institución debe mantener una actitud constructiva en las auditorías que se practiquen con motivo de la revisión de las cuentas públicas para lo cual se considerará que el fin último de la ASEN es contribuir a mejorar la gestión gubernamental.

Independencia.

La institución debe actuar con autonomía técnica y de gestión, al margen de intereses distintos de los que rigen la función de fiscalización.

Transformación.

Capacidad para generar cambios continuos que incidan positivamente en la gestión gubernamental y a la transparencia en el ejercicio de los recursos públicos.

Credibilidad social.

Es esencial que la sociedad considere la labor fiscalizadora como resultado de un trabajo confiable, justo, pertinente y equitativo.

Política de Integridad

La ASEN deberá ejercer sus atribuciones en el marco constitucional y de las normas que lo rigen, asi como con apego a las reglas y a criterios propios de la fiscalización.